24 horas roller de Calafat con Amale y Jesus

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

No estuvimos convencidos hasta el último momento. La experiencia del año pasado con la organización, el precio de la inscripción, los recortes, el calor y el viento siempre presentes, las instalaciones cada año más viejas, el que nadie del grupo con los que solíamos ir otros años se animara, y que ya la habíamos hecho tres años seguidos eran todos los alicientes que teníamos para ir.

Pero por otro lado Amale tenía la inscripción pagada por haber quedado primera en las 12 horas en solo del año pasado, y como a finales de junio estuvimos en Le Mans con Irristaka, donde Amale corrió en equipo y terminó muy a gusto y yo iba de botillero y me quedaron ganas de patinar… al final decidimos que sí, que nos íbamos otra vez a Calafat.

Hablamos para ir otra vez con los Irristaka, pero ya tenían todo completo. Probamos también con los Perezosos y Amurrio pero ya era tarde, todo está organizado y no queda sitio para dos huérfanos. Pues nada: iremos los dos solitos.

La salida

A las 16:00, hora de la salida, en el circuito hace un calor infernal. Arrancamos con tranquilidad, pues finalmente hemos cambiado de correr las 12h a hacerlo en la de 24 horas, animados por los consejos del experimentado de Manuel Delgado (Colibri). Amale estaba sola en la de 12 horas, mientras que en 24 con ella ya son tres. A ver si así está la cosa más animada.

Yo voy a usar los Tempest, que aunque son una m**d*, es lo más cómodo que tengo. Amale llevará los Fila de Koro, que tienen ya más km que…Y aunque son bastante pesados son los únicos con los que puede estar horas y horas.

Hacia las 18:00 se pone una capa fina de nubes y el calor baja algo. Pero ahora somos nosotros los que “nos calentamos” y subimos el ritmo ;-). Entre los solitarios 24h que conocemos se masca tensión… Hacemos la carrera nosotros solos, aunque de vez en cuando se nos une Sergio Marianistas, da una o dos vueltas con nosotros y luego sigue con su ritmo.


 
Nos juntamos con Sixties (Philippe), el francés que va primero en solos, que ha ganado creo que todas menos la del 2012 (que gano Eider), y damos unas cuantas vueltas juntos. Yo decido salir de ese trio y reservar fuerzas, mientras Amale sigue con él relevando en cada vuelta, hasta que se da cuenta de que va muy fuerte y le deja marchar. Para entonces ya nos llevaba 3 o 4 vueltas…

Lo de ayudarse es una de las cosas mas bonitas de estas carreras. A nosotros nos estuvieron echando un cable los Trrolls de Toulouse, Mikel Irristaka, Sergio de Marianistas, Marisa y Zaloa de Amurrio, los Perezosos y alguno más que se me olvida, y se agradece. Por nuestra parte, ayudamos también al primero en solitario en 6h y al tercero en 12h , ambos de Castellón, que se nos juntaban siempre que podían.

La noche

Sigue haciendo calor, tenemos el estómago revuelto de tanto beber, no se nos va la sed y tenemos el estómago a reventar…

A la una de la noche Amale le saca 22 vueltas a la segunda. Yo voy 4 pero el 3o me saca 2 o 3 vueltas. Me pico un (poco) ;-), pero se me pasa enseguida… Para entonces ya nos hemos vuelto a juntar con Sergio Marianistas y Mikel Irristaka. Amale y yo decidimos irnos a la cama después de comer algo y una ducha, que también tiene su cosa. Hace cuatro años el agua de la ducha salía con fuerza y caliente, pero este año si venía otro a ducharse, dejaba de salir agua… pero es lo que tiene Calafat.

Dormimos como reyes en la furgo los primos de Tudela. Lo de parar en Tudela es algo que hacemos muy poco, como los estiramientos, pero que cuando los haces te das cuenta lo bien que sienta. ¡Gracias, Espe y Edi!

Y ya que estamos, para comer llevamos todo semi-preparado de casa: pasta y arroz ya cocidos, para calentar y mezclar con los condimentos. Para desayunar, unas tostadas, zumo y cola cao, y preparamos algunos tapers con fruta picada para no perder tiempo en las paradas. Bueno y las latas de sardinas y mejillones de “porsiacaso”, que también las usamos.

Y beber… muuucho ¡o más! En Calafat, como no bebas, directo a la UVI.

A las 2:30 nos despierta el vendaval. Amale sale a hablar con los compañeros, dispuesta a seguir patinando, pero a la hora decide seguir durmiendo hasta las 5:30 o las 6:00. La verdad es que no lo sé, porque yo me quedo hasta las 9:30 esperando a que baje el viento.

Amaneciendo

A partir de este momento la sensación es que esto va a ser interminable. El sol empieza a calentar, son las 10:30. A Amale le esta pasando factura el pelear sola contra el viento, y en lo único que puedo pensar es en las cinco horas y media que todavía nos quedan.

Menos mal que el ambiente de convivencia que se forma este fin de semana es una pasada. Desde el primer momento nos animan todos: Irristaka, Amurrio, Perezosos, PatataRoller por Javi Ruilope, Hankalabanka (que van como todos los años enfundados en monos de Tarracopatin), JM y Fabi de APB y otros de los que no me puedo acordar… El apoyo, la acogida y los gritos de ánimo no paran en toda la carrera. Gracias a todos, así todo resulta más fácil y ameno.


 
Pero ya no hay muchas fuerzas. Aunque he estado tumbado casi 7 horas, no me ha dado tiempo a recuperar. Las paradas las hacemos cada 4 o 6 vueltas según las ganas y las paradas de 10 minutos se convierten en 25 minutos sin quererlo. El cuerpo no está para jotas. En una de estas paradas Amale, esperando a que me ponga los patines, se duerme en la silla del box y ahí la dejo hasta que por sí sola se despierta 😉


 
En la última hora hacemos una parada larga, damos cuatro vueltas más con tranquilidad, y en la última no pasamos por meta, nos quedamos con Amurrio para pasarla juntos. ¡Se acabó!


 
Eso sí, según pasan los días, ya estamos pensando en el año que viene. Nos gustaría defender el título, entrenar previamente para hacer una buena marca si el tiempo acompaña, y a poder ser ir con un grupo de apoyo, pero cuesta mucha pasta. Merece la pena aunque solo sea por reencontrarnos con las viejas amistades y hacer nuevas… Ya veremos, queda un año todavía.

(Crónica por: Jesus)


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Publicado en Calafat, Carreras, Crónica
Un comentario en “24 horas roller de Calafat con Amale y Jesus
  1. francisn dice:

    Las fotos buenas son gentileza de Edu Ispierto. Las otras, de Jesus 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*